5 tips para tener un vientre plano

23 mayo, 2017

Muchas personas sueñan con tener un abdomen plano y tonificado, lo cual puede ser complicado ya que esto depende no sólo de cuidar la dieta sino también de incluir una rutina lo suficientemente efectiva como para hacer perder la grasa subcutánea.

Tener un abdomen plano no sólo es una cuestión de estética sino también de salud. Y esto se debe a que tener un exceso de grasa en la zona abdominal termina por recubrir todos los órganos internos que se encuentren en esa zona, además de que tarda más tiempo en desaparecer y está asociada con el desarrollo de enfermedades como la diabetes, hipertensión y cáncer.

Para lograr un abdomen plano es necesario tomar en cuenta estos 5 factores:

  1. REALIZA EJERCICIOS DE FUERZA Y CARDIOVASCULARES.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el ejercicio cardiovascular necesario para trabajar el abdomen debe constar de 7 a 10 mil pasos al día ó 30 minutos de alguna actividad física como aerobics, caminatas, natación o rutinas en la máquina elíptica,

También es importante incluir al menso 3 veces al día ejercicios de fuerza tales como cargas con tu propio peso y abdominales.

  1. COME 5 VECES AL DÍA Y EVITA LOS AYUNOS

Durante un periodo sin alimentos mayor a 4 horas tu cuerpo requerirá glucosa, por lo que a pesar de no tener alimentos, hará cualquier cosa para obtenerla y la mejor manera para tu organismo es utilizar tu masa muscular como fuente de energía, lo que es costoso metabólicamente, ya que a menor masa muscular menor es el metabolismo.

Otro inconveniente de los ayunos es que para el siguiente tiempo de comida, ingerirás más, ya que tendrás más apetito y ansias a causa del ayuno, por lo que hay más posibilidades de aumentar tus niveles de grasa corporal.

Para tener una dieta que favorezca a reducir la grasa del abdomen lo más recomendado es hacer 5 pequeñas comidas al día, las 3 principales y 2 refrigerios, todas ellas de alta calidad.

  1. INTEGRA TODOS LOS GRUPOS DE ALIMENTOS

Estas son las porciones que debes comer según el grupo alimenticio al que pertenezcan:

CARNES Y QUESOS: Cuida que éstos sean magros.

FRUTAS Y VERDURAS: En cuanto a porción, lo recomendable es 1 taza, las verduras es mejor consumirlas por las tardes, mientras que las frutas por las mañanas.

AZUCARES: 1 cucharada de grasa, procurando que sean grasas buenas, ya que disminuirán los índices glucémicos de los alimentos.

CÉREALES: Es mejor consumir los de tipo integral y evitar aquellos que sean refinados, y tener en mente que el exceso de cereales es una de las principales causas de obesidad en México. Los mejores cereales son aquellos de granos enteros, como la avena, leguminosas y el arroz integral.

  1. CONSUME GRASAS BUENAS.

Siempre que vayas a consumir grasas procura que sean buenas, elige las semillas, nueces, almendras, cacahuates y semillas de girasol que son consideradas grasas monoinsaturadas y aportarán mayores beneficios a tu salud, ya que ayudan a aumentar el tiempo que tardan en llegar las moléculas de azúcar al torrente sanguíneo, evitando así que se conviertan en grasa corporal.

Tomar 1 cucharada de Aceite de aguacate Ahuacatlán ayudará a disminuir los índices de glucemia y a hacer más fácil que utilices los alimentos como fuente de energía.

  1. DUERME BIEN

Dormir menos de 6 horas está relacionado con el aumento de peso, esto se debe a varias razones, dentro de las cuales se pueden destacar las siguientes:

  1. La hormona de crecimiento, que es la encargada de reparar los tejidos, comienza a trabajar después de la quinta hora, por lo que es importante dejarla trabajar para que pueda regenerar los músculos y que éstos no sean consumidos y convertidos en grasas.
  2. Las hormonas que regulan el apetito se alteran ante la falta de sueño, por lo que desvelarte hará que te dé más hambre y por ende comerás más.

Nutrióloga Elizabet Reyes

 

 

COMENTARIOS