NECESIDADES NUTRICIONALES DE LOS NIÑOS – NUTRIÓLOGA ELIZABETH REYES

3 mayo, 2017

La nutrióloga, Elizabeth Reyes Castillo, nos habla sobre las necesidades nutricionales de los niños y la importancia de una buena selección de un menú para niños.

Las necesidades nutricionales de los niños son:

Energía, que debe ser cubierta con alimentos saludables.

Proteínas, es importante para un niño que la proteína sea de alto valor biológico o de origen animal. En cada tiempo de comida se deben incluir 30 gr.

Calcio. La recomendación diaria de calcio es de 700 a 800 mg. diarios que se cubren con 400 ml. de leche o yogurt.

Hierro. De este mineral se requiere de 5 a 10 mg. por día; para el consumo de hierro se debe tener especial atención en las niñas debido al periodo menstrual, durante el cual son frecuentes los padecimientos de anemia. Basta con 1 tz. de verduras de hojas verdes ó 40 gr. de carne de res o hígado para tener un balance en la ingesta de este mineral.

GRASA

Durante los primeros dos años de vida, la grasa es muy importante en un infante por su función estructural de tejidos y órganos, los ácidos grasos y el colesterol son necesarios para formar membranas celulares en todos los órganos.

También la retina del ojo y el sistema nervioso central están constituidos predominantemente por grasas.

Las grasas formadoras de tejidos se conocen como ácidos grasos esenciales, de las cuales el linolénico y linoleico, también conocidos como Omega 3 y 6 son los principales. Es importante resaltar que estas grasas no pueden ser sintetizadas por el organismo y deben ser aportadas directamente de la dieta.

En cambio, el colesterol y las grasas de depósito que constituyen la reserva energética pueden ser fabricados por nuestro cuerpo a partir de carbohidratos o proteínas, si no se dispone de otra fuente de energía.

Para el niño mayor de dos años, la grasa continúa siendo de gran importancia en la adecuación del aporte de energía para permitir un buen nivel de actividad física. Si bien el crecimiento después de los 12 meses disminuye notablemente, en esa etapa es cuando el niño aumenta su actividad física y el desarrollo mental continúa.  El déficit de grasas esenciales puede limitar la actividad física y el desarrollo del niño.

La grasa además es necesaria para completar el desarrollo del sistema nervioso que en esta etapa continúa mielinizándose, por lo que los ácidos grasos son muy importantes.

Además, los alimentos ricos en grasa poliinsaturada son a la vez fuente de vitaminas A, D, E y K. Una de las funciones principales de las grasas es contribuir a la absorción de las vitaminas liposolubles y, en el caso de los huesos la vitamina D es esencial para la fijación del calcio en el tejido óseo.

Estos requerimientos se cubren con 2 cucharadas de aceite de aguacate Ahuacatlán ó 1/4 taza de semillas (cacahuates, nueces, almendras y semillas de girasol)

 

COMENTARIOS