Punto de Humo

31 mayo, 2017

El punto de humo es la temperatura a la cual una grasa empieza a descomponerse. El proceso se hace visible con la presencia del humo al calentarse, pero lo que ocurre a nivel interno es que los triglicéridos (partículas de grasa) se separan en forma de ácidos grasos y glicerol. Lo que sigue es que el glicerol se transforma en una sustancia irritante y tóxica llamada ACROLEINA.

La acroleina es una sustancia liquida de fácil evaporación, tóxica para el hígado y perjudicial al respirarla.

Las principales fuentes de exposición a la ACROLEÍNA son:
¥ Fumar tabaco o ser fumador pasivo
¥ Humo de automóviles
¥ Alimentos fritos y reciclado del aceite.

También se generan otras sustancias tóxicas como hiper óxidos, peróxidos y radicales libres. Estos componentes dañan nuestras células ocasionando envejecimiento celular, roturas de membrana celular, mutaciones y células cancerígenas.

¿Recuerdas como guardaba tu mamá o abuela el aceite para volverlo a utilizar?
Cambiaba de color y de sabor, y lo que no sabían, es que ese aceite era altamente tóxico.

Utilizar el aceite sucesivas veces aumenta el número de radicales libres y calentar demasiado un aceite provocará pérdida de vitaminas y polifenoles.

Para evitar alcanzar el punto de humo, es necesario controlarla temperatura con la que cocinamos, así como la elección del aceite o grasa para cada tipo de preparación, ya que no todos los aceites poseen el mismo punto de humo.

El tipo de cocción con más riesgo son las frituras, donde se lleva la grasa a altas temperaturas.
El salteado también es una preparación riesgosa porque se utiliza poca cantidad de aceite y el punto de humeo es más difícil de percibir.

El punto de humo es más visible en las grasas refinadas como el aceite extra virgen, por lo que este tipo de aceite no es recomendado para freír.

El punto de humo se modifica si el aceite se ve expuesto por un largo periodo de tiempo al oxígeno, así como a altas temperaturas, es decir cuando el aceite es reutilizado más de 1 ocasión y más aun cuando se deja reposar entre uso y uso en una superficie que esté expuesta al aire. Por lo que se hace importante que se elija cuidadosamente el tipo de aceite para cada preparación.

El punto de humeo de la mayoría de los aceites es de 160 grados centígrados, éstos no deben ser usados para freír ni para hornear.

El aceite de aguacate Ahuacatlán es considerado el más saludable por las siguientes características:

• Por su alto contenidos en vitaminas, minerales betacarotenos, vitamina E
• Es un producto que casi en su totalidad está compuesto por grasas monoinsaturadas.
• Por sus niveles de ácido linoleico, las cuales son grasas esenciales, mismas que el organismo no puede producir y que son necesarias para realizar múltiples funciones.
• Ayuda a no absorber el colesterol malo

Aceite Ahuacatlán es ideal porque resiste temperaturas de 260 grados centígrados, además de que tiene un punto de humo apto para freír, hornear y consumir en crudo. Además de que su sabor es neutro por lo que solamente realza el sabor de los alimentos.

TIP. Si por alguna razón consumes alimentos fritos deberás acompañarlos con cítricos y verduras, frutos rojos o anaranjados, así como hojas verdes que son alimentos muy ricos en antioxidantes y que sirven para neutralizar los radicales libres.

 

COMENTARIOS