USOS QUE PUEDES DARLE A ACEITE AHUACATLÁN

1 septiembre, 2017

El aguacate Hass es uno de los frutos más emblemáticos y representativos de la cultura culinaria de México. Tiene alto contenido de vitaminas A, B, D y E, por lo que de él se puede extraer un aceite con múltiples beneficios no sólo para el organismo, sino también para la piel y el cabello. El aceite de Ahuacatlán también contiene proteínas y ácidos grasos insaturado que le dan una amplia variedad de opciones para su uso que van más allá de lo gastronómico.

A continuación, te mencionamos algunas formas alternativas de usar tu Aceite Ahuacatlán con fines estéticos:

Haz un aceite de baño

  1. Calienta 1 taza de aceite de almendras y 2 tazas de Aceite Ahuacatlán en una cacerola. Retira la sartén del calor y coloca 2 bolsitas de té de manzanilla en la mezcla, déjalas reposar por unos instantes y retíralas.
  2. Verte varios aceites esenciales, tales como lavanda y geranio en una botella de vidrio. Añade la mezcla de almendras y Aceite Ahuacatlán en la botella. Colócale un tapón o cierra bien el frasco.
  3. Agita la botella y colócala en un lugar fresco y oscura durante al menos 1 día.
  4. Prepara un baño caliente y verte 1 taza de la mezcla en el agua. El aceite de aguacate hidratará y rejuvenecerá tu piel, dejándola suave y flexible.

Fabrica tu propio Shampoo

  1. Combina ¼ de taza de jabón de Castilla, ¼ de taza de aloe vera, 1 cucharadita de glicerina vegetal y 1 cucharadita de Aceite Ahuacatlán en una botella de vidrio mediana.
  2. Cierra el frasco y agítalo bien para mezclar todos los ingredientes.
  3. Durante el baño verte la totalidad de la botella en tu cabello, masajéalo y déjalo reposar durante 3 ó 5 minutos.
  4. Enjuaga el shampoo con agua fría y tendrás un cabello saludable y brilloso.

Mascarilla facial

  1. Macha 1 aguacate hasta formar una pasta. Colócala en 1 bowl y agrega 1 cucharada de aceite de aguacate.
  2. Lávate la cara para eliminar toda la suciedad y grasa de tu piel. Aplícate la máscara de aguacate con una espátula. Evita los ojos, la nariz y la boca.
  3. Siéntate y relájate por espacio de 10 a 15 minutos mientras el aceite de aguacate penetra en las capas profundas de la piel.
  4. Remoja una toalla limpia en agua caliente y escúrrela. Coloca la toalla sobre tu cara y presiona hacia abajo con fuerza para quitar todo el aguacate de tu rostro. Enjuaga si es necesario.
COMENTARIOS